Los piojos también van de campamento: Cómo prevenirlos y combatirlos en verano

¡Cuidado! Quizá no lo sepas, pero los piojos también van de campamento con tus hijos. Ni siquiera en vacaciones podemos relajarnos, ya que es una época en la que no es difícil padecer este problema. Es por ello que desde Adiós Piojos nos gustaría darte una serie de consejos que te ayuden a prevenir y combatir los piojos en verano. ¡Comenzamos!

En el post anterior ya os contamos que existe peligro de contagio en los campamentos. No en vano, son muchas las actividades que realizan los pequeños juntos y que pueden suponer un componente de riesgo. Dormir, jugar, compartir toallas en piscina y playa… ¡Las amenazas están en todas partes!

Lo primero que nos gustaría dejar claro es que los piojos no atacan más en verano. Lo que ocurre es que nuestros hijos realizan más actividades que pueden ser potencialmente peligrosas para una pediculosis. Los juegos, hacerse un selfie, bañarse en piscinas, compartir sacos de dormir, gorras, peines… Todo esto se da en un campamento a la vez. De ahí su “peligrosidad”.

Los piojos también van de campamentos

¿Cómo prevenir y combatir los piojos en verano?

Será responsabilidad de los padres tratar de prevenir y combatir los piojos en verano. En primer lugar, ayudando a que los pequeños conozcan los riesgos y peligros. De esta manera, se creará una conciencia y se evitarán buena parte de las infestaciones. Pero, además, resulta tremendamente conveniente realizar una revisión antes de acudir al campamento. Si todos lo hicieran, los casos de pediculosis durante las vacaciones podrían reducirse en una gran parte.

Esta revisión es aconsejable que sea del todo exhaustiva. Se puede realizar fácilmente en un centro especializado. O, si lo prefieres y tienes experiencia, puedes llevarla a cabo en tu casa. Eso sí, utiliza una buena cantidad de luz, una lupa y mucha paciencia para ir de mechón en mechón.

Así, también habrá que conseguir que nuestro pequeño entienda que bajo ningún concepto debe compartir gorras, toallas, gorros de baño o peines. Y, en el caso de tener melena, es una buena idea llevar el pelo recogido, ya que está demostrado que dificulta el contagio.

Para terminar, otra de las medidas que deberemos tomar para prevenir y combatir los piojos en verano es utilizar la lendrera cuando hayan regresado. De esta manera, podremos determinar si nuestros hijos han regresado sin problema alguno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar